Lord Sitar

Este sí que existió (aunque no sé qué pinta tenía). Bajo ese pseudónimo, el reputado guitarrista de sesión británico “Big” Jim Sullivan (no confundir con el folkrocker estadounidense del mismo nombre y jugosa historia con desaparición misteriosa incluida) publicó en 1968 un disco molón de versiones de Beatles, The Who, Monkees o los Bravos, con arreglos…

Rotuladores

… y parte de una tarde improvisada a base de rotus “tombow abt”

Acuarela

Parte del resultado de una tarde improvisada a base de acuarela.

… y de Madrid a Seúl

Ir al supermercado en Corea del Sur resulta divertido, al menos para mi como foráneo.

Madrid

Si un marciano aterriza accidentalmente en Madrid flipa seguro (y a lo mejor se mimetiza con el ambientillo rápidamente). Bueno, y si aterriza en Sidney, Catagena de Indias o la Antartida también, supongo.

Sitarista

En la segunda mitad de los 60, en el Swinging London post mod o el San Francisco hippy de Haight Ashbury, para ligar ya no bastaba con sacar una guitarra y hacerte el Dylan o la Baez. Algunos, como este personaje, tuvieron que emplearse a fondo con el sitar para impresionar.

El señorito

Otro señor, o más bien señorito. Tiene un pasado turbio, pero algo de corazón le queda, y ahora le persiguen los fantasmas del remordimiento por haber sido tan cabroncete.

Olé, ya sale en las redes, así que ya es oficial!!! … al final una cosa ha llevado a la otra… y este mes me he incorporado al plantel de artistazos que llevan La Fiambrera., pedazo de galería, librería y muchas cosas más!!! Yo también estoy muy contento!